lunes, 6 de febrero de 2017

El IES Ramón y Cajal, en su nuevo proyecto ABP, toma conciencia de la realidad que viven los refugiados mediante actividades fuera del aula


En el marco del proyecto ABP “¿Juzgas mi camino? Te presto mis zapatos”, los alumnos de Segundo de la ESO han realizado dos actividades fuera del aula para conocer de forma objetiva y directa la realidad de los refugiados. Es por ello que asisten a la exposición “Pasajeros” y a una charla en la biblioteca de nuestro instituto para conocer la vida real en un campo de refugiados sirios.



En primer lugar el uno de febrero asistimos a la multiexposición “Pasajeros”, situada en la Biblioteca Regional de Murcia. Esta exposición nace con la idea de recurrir al arte como herramienta de diálogo entre la ciudadanía y los refugiados residentes en los campos de Grecia. La exposición tiene carácter itinerante y llega a Murcia tras su paso por otros países y Comunidades Autónomas. 
 
Cuenta con visitas guiadas, video instalación, réplica de un campo de refugiados, exposiciones fotográficas, muestra de cuadros realizados por los refugiados, charlas y cartas de refugiados. Nuestros alumnos participaron activamente en la actividad recitando textos de Ibn Arabí y pintando en el mural que se estaba pintando en la puerta de la biblioteca.


En segundo lugar, concertamos una entrevista con la asociación Ayuda Refugiados Murcia (http://refugiadossiriosmurcia.es/). Lorena y Paco son miembros de esta asociación y en diciembre del año pasado cogieron el avión rumbo Ritsona. Permanecieron unas semanas en el campo de refugiados que hay en esa ciudad para ayudar y comprobar en primera persona cuál es la situación de los sirios que huyen de su propio país por culpa de la guerra. Nos contaron relatos llenos de verdad y estremecedores.

Para los alumnos de nuestro instituto ha sido una experiencia impactante pues han conocido las condiciones inhumanas en que viven los refugiados sirios, las tiendas en las que habitan, la comida que pueden conseguir, el frío del invierno que no pueden paliar y la impotencia que tienen al no saber cuánto tiempo tendrán que estar en estas condiciones. Han visto que son familias como las suyas que tenían su vida, su trabajo, sus seres queridos, sus casas y que ahora se encuentran en medio de un monte malviviendo, sin dinero, sin trabajo y sin esperanza. Las experiencias personales de los propios voluntarios y de los refugiados que han estado en contacto con ellos han sorprendido y concienciado a los alumnos de esta realidad que políticos y fuerzas gubernamentales no quieren afrontar de forma definitiva.

 

martes, 24 de enero de 2017

Gamificación: un buen comienzo para un nuevo proyecto en el IES Ramón y Cajal



El centro ha comenzado dos nuevos proyectos en primero y segundo de ESO que llevan el título “¿Cuál es el viaje de tus sueños?” y “¿Juzgas mi camino? Te presto mis zapatos”. Han sido diseñados atendiendo a los contenidos de las diferentes materias, proponiendo tareas y actividades cercanas a la vida e intereses de los alumnos.

La nueva metodología de Aprendizaje Basado en Proyectos ha revolucionado la forma de trabajo en el centro docente. Ahora todo el profesorado es consciente del comienzo de los nuevos proyectos, pues cambia la dinámica y los horarios de los grupos de primero y segundo de ESO. En la franja horaria de proyectos ya no existen las materias, pues aparece EL PROYECTO y los alumnos trabajan de otra manera, aprenden de otra manera....más motivadora, más activa, más dinámica.


El día de comienzo de un nuevo proyecto es un día especial en el centro, pues el profesorado, mediante una actividad novedosa, intenta sorprender a los alumnos y motivarles para un proceso de investigación y creación de nuevos productos. Para ello utilizarán los medios informáticos y desarrollarán la creatividad, que muchas veces ha quedado adormecida por el uso exclusivo de los libros de texto. 

Esta vez hemos aplicado la “Gamificación" (aprender con el juego) en la presentación del nuevo proyecto con la herramienta Kahoot! Se consigue de este modo realizar una evaluación inicial mediante una competición absolutamente motivadora para los alumnos. Este juego ha dado pie a la presentación posterior del proyecto a los alumnos y a la creación de los distintos grupos de trabajo colaborativo.



miércoles, 12 de octubre de 2016

El IES Ramon y Cajal extiende el Aprendizaje Basado en proyectos a segundo de ESO


Este curso  se extiende la  Enseñanza  Basada en Proyectos a segundo de la ESO y para ello se han planificado en el horario dos franjas horarias donde los alumnos trabajan en proyectos de innovación guiados por el profesorado.  Desaparecen las materias  y aparece el proyecto que, mediante una pregunta guía, llevará a los alumnos a un proceso de investigación y la creación de un producto final que será expuesto públicamente y difundido a toda la comunidad educativa.

Esta forma de enseñanza competencial,  que requiere un “saber hacer”, lleva a los alumnos a trabajar colaborativamente mediante actividades cercanas a su vida e intereses. Pero para ello se necesita cambiar el rol del profesor en el aula que pasa de transmitir conocimientos a ser un guía en el aprendizaje.


El IES Ramón y Cajal comienza  el curso con un nuevo proyecto de aprendizaje en segundo de  ESO con el título de “¿La música nos hace mágicos?” y de forma simultánea en primero de ESO comenzamos  otro proyecto, ya puesto el pasado en práctica el curso pasado, con el título “¿Estamos solos en el universo?” que ha sido reformado en algunas de sus actividades. Al inicio de un proyecto se se realiza una presentación del mismo mediante un video o una actividad que les sorprenda y motive....


La evaluación realizada el curso anterior de los resultados mediante encuestas al profesorado, padres y alumnos, nos ha animado a continuar con la labor iniciadaya que se han obtenido  mejoras en los resultados académicos, en la motivación, en el respeto a las normas de convivencia, etc… . Pero sobre todo nos anima ver que los alumnos están adquiriendo habilidades imprescindibles para la sociedad que les ha tocado vivir.


domingo, 24 de abril de 2016

EL PROGRAMA ABP, PIONERO EN EL IES RAMÓN Y CAJAL, COBRA DIFUSIÓN REGIONAL A TRAVÉS DEL PERIÓDICO "LA OPINIÓN"


 https://drive.google.com/open?id=0ByrePKgbQ4psblo0VWFFOEVQY2s
  
>>Pulsa en la imagen para ver el artículo>>
   

Texto del artículo publicado: 

 Aprender de otra manera


El IES Ramón y Cajal es el único que desarrolla el Aprendizaje Basado en Proyectos con todas sus asignaturas
Domingo 24.04.2016 


Educación: Aumento del rendimiento académico, mejora en la conducta del estudiante, mayor creatividad, más motivación y un aprendizaje permanente. Estos son los beneficios que están experimentando los alumnos de primero de ESO del instituto Ramón y Cajal, quienes reducen horas de sus materias a cambio de proyectos de investigación y trabajos en grupo.

 
MARGA JIMÉNEZ-FONTES
Que la educación en España no atraviesa sus mejores momentos no es nada nuevo y ya es algo normal ver cómo los resultados académicos de los estudiantes no están en los primeros de los puestos.
  
Son muchos profesionales los que reclaman nuevos métodos y maneras de impartir clases, así como procedimientos novedosos para que los alumnos adquieran conocimientos. Hay quien habla sobre ello, pero también hay quien se prepara y lo pone en práctica. Muestra de ello es el Instituto de Educación Secundaria Ramón y Cajal de Murcia.
  
Este curso ha puesto en marcha en Primero de la ESO el método conocido como Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP). A día de hoy es el único centro que lo lleva a cabo, si bien es verdad que hay otros que realizan algo parecido, pero tan solo con determinadas asignaturas, ya que en el caso del Ramón y Cajal, los alumnos de este curso han dejado de dar determinadas horas de todas sus materias, que las cambian por trabajos grupales. Pero, ¿qué es el ABP?
  
Esta metodología se aleja de la imagen del profesor en la pizarra explicando una materia y los alumnos atendiendo, haciendo deberes en casa y realizando un examen en el que se evaluará sus conocimientos al respecto. El ABP, según explica a esta Redacción el director del Ramón y Cajal, Juan Antonio Gómez Fernández, es «un proyecto mucho más ambicioso y pretende implantar en todos los grupos de un mismo nivel, comenzando en primer curso de ESO, un modelo por el que los profesores realizan proyectos interdisciplinares comunes, en el que se desarrollan las variadas capacidades de los alumnos a través de propuestas cercanas a su vida». «De esta forma pasaremos de educar con libros de texto a educar con vivencias», asegura.
  
Los alumnos de primero de ESO, al terminar el curso, habrán participado en cuatro proyectos para los que han tenido que poner en práctica los conocimientos adquiridos en cada una de sus materias.
'¿Estamos solos en el Universo?', '¡Vamos a organizar nuestro viaje de estudios a un país de Europa!' y 'Only hamburgers?' son los tres primeros proyectos, en los que los estudiantes, tal y como explica Gómez, trabajan el tema en el aula con las nuevas tecnologías, investigan y analizan durante mes y medio, para después elaborar una serie de conclusiones que deben presentar a los profesores, así como realizar una exposición.
  
Para poder realizar estos trabajos grupales, las distintas materias pierden una hora semanal, que se dedica a ellos. «Sin quererlo adquieren mejor los conceptos y éstos son permanentes», comenta el director del Ramón y Cajal, quien defiende que es una manera de aprender muy diferente a la que hasta ahora se ha llevado a cabo en los centros, «por la que el alumno estudia algo para soltarlo en el examen y a la semana, o antes, lo ha olvidado», añade.
  
Pero, ¿qué ocurre con esas partes curriculares de las materias que no se pueden desarrollar en los proyectos? ¿Estos alumnos no las estudian? La respuesta es no. Según explica Gómez, «el trabajo que no se puede ver en el proyecto se imparte en clase, no hay problema».
  
El director del Ramón y Cajal se muestra muy orgulloso del trabajo realizado en su centro, ya que se trata de un instituto en el que «se trabaja de una forma colaborativa». Además, asegura que las habilidades que se requieren en el siglo XXI y las que deben manejar las personas del futuro «no pasan por la forma de enseñar y de trabajar como la que se hacía hasta ahora». «Las empresas ya no solo seleccionan a aquellos con las mejores calificaciones, sino a quienes, además de tener un buen currículum, posee otras habilidades y saben trabajar en grupo», asegura Gómez.

Beneficios para el alumno
Y si en el IES Ramón y Cajal son firmes defensores del Aprendizaje Basado en Proyectos es por algo: los resultados. Tal y como explica Juan Antonio Gómez, desde que pusieran en práctica esta metodología, han podido comprobar que hay «un aumento impresionante de la motivación de los alumnos, sobre todo, en el grupo de bajo rendimiento». Asimismo, mantiene que este sistema también beneficia a la conducta del alumnado, «ya no tenemos problemas», afirma. Y, lo más importante: «un aumento del rendimiento académico». 
  
Pero no solo ha cambiado la manera de trabajar y de ver el instituto a los alumnos, ya que los padres «están encantados y muy implicados». En definitiva, lo que comenzó como algo desconocido y que ha requerido un trabajo previo por parte del profesorado, está dando sus frutos.