domingo, 24 de abril de 2016

EL PROGRAMA ABP, PIONERO EN EL IES RAMÓN Y CAJAL, COBRA DIFUSIÓN REGIONAL A TRAVÉS DEL PERIÓDICO "LA OPINIÓN"


 https://drive.google.com/open?id=0ByrePKgbQ4psblo0VWFFOEVQY2s
  
>>Pulsa en la imagen para ver el artículo>>
   

Texto del artículo publicado: 

 Aprender de otra manera


El IES Ramón y Cajal es el único que desarrolla el Aprendizaje Basado en Proyectos con todas sus asignaturas
Domingo 24.04.2016 


Educación: Aumento del rendimiento académico, mejora en la conducta del estudiante, mayor creatividad, más motivación y un aprendizaje permanente. Estos son los beneficios que están experimentando los alumnos de primero de ESO del instituto Ramón y Cajal, quienes reducen horas de sus materias a cambio de proyectos de investigación y trabajos en grupo.

 
MARGA JIMÉNEZ-FONTES
Que la educación en España no atraviesa sus mejores momentos no es nada nuevo y ya es algo normal ver cómo los resultados académicos de los estudiantes no están en los primeros de los puestos.
  
Son muchos profesionales los que reclaman nuevos métodos y maneras de impartir clases, así como procedimientos novedosos para que los alumnos adquieran conocimientos. Hay quien habla sobre ello, pero también hay quien se prepara y lo pone en práctica. Muestra de ello es el Instituto de Educación Secundaria Ramón y Cajal de Murcia.
  
Este curso ha puesto en marcha en Primero de la ESO el método conocido como Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP). A día de hoy es el único centro que lo lleva a cabo, si bien es verdad que hay otros que realizan algo parecido, pero tan solo con determinadas asignaturas, ya que en el caso del Ramón y Cajal, los alumnos de este curso han dejado de dar determinadas horas de todas sus materias, que las cambian por trabajos grupales. Pero, ¿qué es el ABP?
  
Esta metodología se aleja de la imagen del profesor en la pizarra explicando una materia y los alumnos atendiendo, haciendo deberes en casa y realizando un examen en el que se evaluará sus conocimientos al respecto. El ABP, según explica a esta Redacción el director del Ramón y Cajal, Juan Antonio Gómez Fernández, es «un proyecto mucho más ambicioso y pretende implantar en todos los grupos de un mismo nivel, comenzando en primer curso de ESO, un modelo por el que los profesores realizan proyectos interdisciplinares comunes, en el que se desarrollan las variadas capacidades de los alumnos a través de propuestas cercanas a su vida». «De esta forma pasaremos de educar con libros de texto a educar con vivencias», asegura.
  
Los alumnos de primero de ESO, al terminar el curso, habrán participado en cuatro proyectos para los que han tenido que poner en práctica los conocimientos adquiridos en cada una de sus materias.
'¿Estamos solos en el Universo?', '¡Vamos a organizar nuestro viaje de estudios a un país de Europa!' y 'Only hamburgers?' son los tres primeros proyectos, en los que los estudiantes, tal y como explica Gómez, trabajan el tema en el aula con las nuevas tecnologías, investigan y analizan durante mes y medio, para después elaborar una serie de conclusiones que deben presentar a los profesores, así como realizar una exposición.
  
Para poder realizar estos trabajos grupales, las distintas materias pierden una hora semanal, que se dedica a ellos. «Sin quererlo adquieren mejor los conceptos y éstos son permanentes», comenta el director del Ramón y Cajal, quien defiende que es una manera de aprender muy diferente a la que hasta ahora se ha llevado a cabo en los centros, «por la que el alumno estudia algo para soltarlo en el examen y a la semana, o antes, lo ha olvidado», añade.
  
Pero, ¿qué ocurre con esas partes curriculares de las materias que no se pueden desarrollar en los proyectos? ¿Estos alumnos no las estudian? La respuesta es no. Según explica Gómez, «el trabajo que no se puede ver en el proyecto se imparte en clase, no hay problema».
  
El director del Ramón y Cajal se muestra muy orgulloso del trabajo realizado en su centro, ya que se trata de un instituto en el que «se trabaja de una forma colaborativa». Además, asegura que las habilidades que se requieren en el siglo XXI y las que deben manejar las personas del futuro «no pasan por la forma de enseñar y de trabajar como la que se hacía hasta ahora». «Las empresas ya no solo seleccionan a aquellos con las mejores calificaciones, sino a quienes, además de tener un buen currículum, posee otras habilidades y saben trabajar en grupo», asegura Gómez.

Beneficios para el alumno
Y si en el IES Ramón y Cajal son firmes defensores del Aprendizaje Basado en Proyectos es por algo: los resultados. Tal y como explica Juan Antonio Gómez, desde que pusieran en práctica esta metodología, han podido comprobar que hay «un aumento impresionante de la motivación de los alumnos, sobre todo, en el grupo de bajo rendimiento». Asimismo, mantiene que este sistema también beneficia a la conducta del alumnado, «ya no tenemos problemas», afirma. Y, lo más importante: «un aumento del rendimiento académico». 
  
Pero no solo ha cambiado la manera de trabajar y de ver el instituto a los alumnos, ya que los padres «están encantados y muy implicados». En definitiva, lo que comenzó como algo desconocido y que ha requerido un trabajo previo por parte del profesorado, está dando sus frutos.

viernes, 18 de diciembre de 2015

La Directora General de Innovación Educativa y Atención a la Diversidad felicita a los alumnos y profesores del centro por el nuevo proyecto de Aprendizaje Colaborativo

(Pinchar para ver el tweet de Ana Millán)
https://twitter.com/anamillanj/status/677824374544691200

Ana Millán Directora General de Innovación Educativa y Atención a la Diversidad y la Jefa de Servicio Ana González han realizado una visita al IES Ramón y Cajal para ver las actividades  que se están realizando en el centro con los grupos de primero de ESO.

 
 

Actualmente los alumnos están inmersos en el segundo proyecto de ABP (Aprendizaje Basado en Proyectos) en el que deben de planificar el viaje de estudios a un país de Europa. La Directora General recibió las explicaciones de los distintos grupos sobre el motivo de elección de cada país, las actividades que estaban realizando en ese momento y la preparación del producto que en la exposición final cada grupo realizará. 

 

Ana Millán felicitó a los alumnos, profesores y al propio centro por la importante labor de innovación educativa que ha emprendido el instituto al implantar un modelo que pretende el desarrollo de todas las capacidades del alumnado y su preparación para la sociedad del siglo XXI.

 

 

La directora General pudo comprobar como, con esta nueva metodología, los alumnos realizan actividades interdisciplinares cercanas a la vida y sus intereses, cambiando de esta manera del trabajo solo con libros de texto al trabajo con vivencias. Para ello el Equipo Directivo ha dispuesto los horarios de forma que en los períodos de proyectos estén dos grupos con tres profesores de distintas materias. Las aulas deben están muy cercanas para que el profesorado pueda atender a todos los alumnos, así el profesor ya no tiene su propia aula sino que el aula es la unión de dos aulas del centro. No se han derribado los muros pero se actúa como si fuese un único espacio. De esta forma los profesores dejan de ser instructores pasando a ser guías y facilitadores de los aprendizajes.

 

 

lunes, 16 de noviembre de 2015

Los alumnos valoran el primer proyecto de ABP realizado en el centro: "Nos ha parecido genial, divertido, maravilloso"

Los alumnos de primero de ESO han finalizado el proyecto “¿Estamos solos en el Universo?”. Para ello han trabajado durante un mes en su aula de referencia en grupos cooperativos, realizando diversas actividades interdisciplinares y utilizando los medios informáticos que tienen a su disposición. El proyecto comienza con la proyección en el aula de un vídeo sobre el Universo para plantear los interrogantes de cuál es su composición, como pudo originarse, el origen de la vida, etc.., de manera que sirva de motivación y punto de partida para las actividades que se les van a plantear.

      Una vez presentado el tema se distribuyen los alumnos en grupos y eligen las distintas responsabilidades que cada alumno tiene en su grupo: coordinador, responsable del material, secretario, portavoz. Comenzando posteriormente a realizar las cuestiones y actividades que se plantean en el proyecto. Para ello disponen de un ordenador portátil y de medios materiales en su propia aula.

 
      La actividad diaria comienza con una planificación del trabajo y la distribución de las distintas actividades entre los miembros del grupo. Seguidamente realizan las actividades planificadas y una vez finalizado las horas del proyecto se hace una nueva reflexión sobre el trabajo realizado, lo que se ha aprendido y las dificultades encontradas. Para todo ello el profesorado colabora con los alumnos resolviendo las dudas que puedan presentar y guiando a los diferentes grupos en su aprendizaje.

      Finalmente el grupo elabora un producto final que es expuesto al profesorado y a sus compañeros de clase, a esta exposición pueden asistir si lo desean las familias. Este producto no son todas las actividades realizadas, sino un resumen de los puntos más destacados del proyecto. Los grupos han utilizado presentaciones Power Point realizando algunas partes de la exposición en inglés, introduciendo canciones o recursos escénicos como son por ejemplo la interpretación de una entrevista a científicos destacados.

 

      Esta forma de aprendizaje ha aumentado la motivación del alumnado, tal como lo muestran las evaluaciones finales del proyecto, donde responden a cuestionarios de evaluación del proyecto, autoevaluación y evaluación de sus compañeros de grupo. Han sido una sorpresa las contestaciones de los alumnos: "El proyecto nos ha parecido genial, divertido y maravilloso", "Hemos aprendido a trabajar en equipo", "Lo mejor de todo ha sido los aplausos y la sonrisa de los profesores y sobre todo trabajar los dos juntos", "Ha sido divertido y nos ha costado menos aprender", "Nos ha encantado porque no hemos trabajado con libros y hemos afrontado nuestra vergüenza a hablar en público", "El ambiente de trabajo ha sido bueno aunque en la exposición nos hemos puesto un poco nerviosos".
 
     En este proyecto han colaborado los profesores de distintas especialidades, Matemáticas, Lengua, Inglés, Biología, Geografía, Educación Plástica, Música. Para ello han dispuesto en su horario de una hora de reunión semanal para la coordinación, preparación, puesta en marcha y evaluación del proyecto. Así se ha podido conseguir, mediante el aprendizaje colaborativo, que el profesorado sea verdadero orientador y guía del aprendizaje.

     En la exposición del proyecto los alumnos han realizado en primer lugar una representación escénica del universo que fue preparada junto con el profesor en las clases de la optativa de música.


     A continuación dejamos algunos enlaces de las actividades realizadas en este primer proyecto:


Ver algunos videos del primer proyecto:

Resumen de la exposición del primer proyecto:
https://www.youtube.com/watch?v=b9x_-GuWeiA

 Presentación musical del universo:
https://www.youtube.com/watch?v=qV-GfkQkm9s
                

lunes, 19 de octubre de 2015

El IES Ramón y Cajal desarrolla las Inteligencias Múltiples mediante el Aprendizaje Basado en Proyectos


En el IES Ramón y Cajal pretendemos dar una respuesta a las diversas dificultades por las que atraviesa nuestro modelo educativo, poniendo en práctica una nueva metodología de aprendizaje activo que es aconsejada por todos los referentes europeos y también incentivada por nuestra legislación educativa actual. 

     Para ello se ha puesto en marcha un ambicioso proyecto que pretende implantar en todos los grupos de un mismo nivel, comenzando en primer curso de ESO, el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP). En este modelo los profesores realizan proyectos interdisciplinares comunes, en el que se desarrollan las variadas capacidades de los alumnos a través de propuestas cercanas a su vida. De esta forma pasaremos de educar con libros de texto a educar con vivencias.

 

       Es importante replantear la concepción de una única inteligencia dominante e integrar en el aula los diferentes modos de acceder al conocimiento. Nuestro empeño es incorporar de un modo sencillo y práctico las Inteligencias Múltiples en las aulas de un centro de Educación Secundaria. Se trata de desplegar todo un potencial para la adquisición del conocimiento de una forma integradora, desde diversos dominios, utilizando los objetos, palabras, números, elementos musicales, cinestésicos, situaciones personales y sociales, el espacio y el tiempo para acceder al conocimiento

Por otro lado la utilización de los medios digitales es imprescindible; para ello cada grupo de alumnos dispone de un ordenador portátil con conexión a Internet en el aula habitual. Ahora el aula cambia su distribución y se convierte en un lugar de trabajo donde los alumnos investigan, preparan recursos materiales, plásticos, musicales y elaboran la presentación del trabajo final.

La evaluación del alumnado también se modifica de forma sustancial, pues para valorar las distintas destrezas de los alumnos y el nivel de consecución de los estándares de aprendizaje se necesitan nuevos procedimientos y se deberán minimizar o eliminar los simples controles escritos. Se utilizarán por tanto otros sistemas de evaluación entre los que se encuentran: valoración del Portfolio, utilización de Rúbricas, escalas de valoración, autoevaluación, coevaluación, evaluación del trabajo en grupo, valoración de la exposición final del producto.

A partir de ahora se inicia una nueva forma aprendizaje en nuestro centro, ya que la actual organización horaria permite que se realicen de forma ininterrumpida proyectos interdisciplinares a lo largo de todo el curso.